La energía del viento

Una de las virtudes de Más Oxígeno es su gran flexibilidad. Al ser una organización conformada por jóvenes, dispone de buena energía, velocidad y la versatilidad que caracterizan al mundo digital.

Siendo Socios Estratégicos de Mercado Libre, una vez al mes Gastón, líder del Programa de Sostenibilidad en Uruguay, viaja para seguir educando y concientizando a los más de 700 colaboradores que trabajan en el unicornio digital.

Fueron días interesantes, y muy desafiantes. Desde entrevistas en Tele 12, uno de los canales públicos más importantes del país, hasta nuestra charla de Introducción a la Sostenibilidad en la Fundación Fucac.

Al parecer Uruguay tiene muchas ventajas, y una de ellas claramente es su escala. El total de habitantes del país es de 3.444.000, y en Montevideo solo viven 1.380.000.

Como muchos de ustedes saben, las redes de contactos en el mundo de la sostenibilidad son todavía pequeñas, y en aquellos lugares cuya escala es menor, la probabilidad de que los contactos se crucen o conozcan, es aún mayor. Esto hace que la energía necesaria para poner en marcha cualquier acción, sea menor, con lo cuál podemos catalizar un proceso más rápido.

20180628_172034

Estando allá, tuvimos la suerte de coordinar con el Ingeniero Oscar Ferreño Director de Ventus Energía para visitar uno de los parques eólicos que queda a solo media hora de Montevideo.

Uruguay tiene el 80% de su matriz conformada por energías renovables. El gobierno brinda un fuerte incentivo para que el sector privado invierta en energías limpias, y los molinos de viento que se despliegan al costado de las rutas son fiel testigo de ello.

La energía se le vende a Brasil y Argentina. Argentina y Uruguay son casi un mismo sistema. Se podría tener apagado todo Uruguay y traer energía desde Argentina y viceversa. En lo que va del 2018 Uruguay tan solo compró energía durante unas horas.

Durante el recorrido, Oscar nos llevó a visitar el pueblo Libertad y nos contó un poco sobre estos aerogeneradores cuyo principal fabricante es la empresa danesa Vestas, quienes proveen no sólo de la tecnología sino también el mantenimiento. Incluso han invertido en energía.

También descubrimos algunos datos muy interesantes como que un aerogenerador amortiza en 18 meses su huella de carbono, que la energía eólica puede convivir con la agricultura, ganadería y que un parque eólico usa menos línea de cable por efecto de refrigeración de las líneas de transmisión.

20180628_173428

Al parecer cada aerogenerador cuenta con una base de 14 metros de diámetro con un peso de 800 toneladas, mientras que el parante, la cabina y los rotores pesan unas 200 toneladas.

Las turbinas son de 2MWp doblemente alimentadas, de unos 95 metros de altura. Las hélices tienen un diámetro total de 100 metros. Cada pala pesa unas 7 toneladas.

Nos enteramos también que el viento se mueve por olas, y que hace falta separar los aerogeneradores para que no haya interferencia entre ellos. El promedio de separación es de unos 5 diámetros, es decir 500 metros.

Según la geografía y los vientos de Uruguay, el promedio de generación es de 1MV cada 30 hectáreas.

Más allá de los datos duros, ver esas tremendas torres generando energía con la capacidad de proveer a 2000 habitantes cada una, es indescriptible la paz que se siente en el lugar. Ni les digo el sonido que hacen las palas al ser arrastradas por el viento. Cualquiera podría sentarse a meditar ahí mismo.

Saber que a solo 50 km de Buenos Aires, Uruguay está generando energía limpia con el viento fue sumamente motivante. Está claro que hoy ya existen las tecnologías necesarias para avanzar hacia la descarbonización del planeta.

Sigamos apostando por lo bueno, sigamos pensando en Más Oxígeno.

Anuncios
La energía del viento